Radio Sierra de Aracena
@RSAracena

Radio Sierra de Aracena - Ser

#SIERRADEARACENAYPICOSDEAROCHE
SIERRA – ARACENA / MEDIO MILLAR DE ESTUDIANTES DE LA PROVINCIA LLENAN EL TEATRO SIERRA DE ARACENA

Tres jóvenes influencers relacionados con el mundo rural comparten sus experiencias

En el encuentro, organizado por la Diputación de Huelva para celebrar el Día de las Mujeres Rurales, participan institutos de la Sierra, el Andévalo y la Cuenca Minera

En torno a medio millar de estudiantes han usado en Aracena en el encuentro 'Influencers al rescate del mundo rural', organizado por la Diputación de Huelva con motivo de la conmemoración del Día de las Mujeres Rurales y que ha sido inaugurado por la diputada territorial de la Sierra, Silvia Durán.

Tres jóvenes mujeres que han revolucionado las redes sociales por sus publicaciones sobre sus experiencias agrícolas y ganaderas han compartido su testimonio con el alumnado de las comarcas de la Sierra, el Andévalo y Cuenca Minera, las que tienen más riesgo de despoblación de la provincia de Huelva . Y es que la juventud del medio rural, un sector de la población al que es imprescindible implicar en el reto demográfico, es la protagonista de esta edición.

Los perfiles de Ana María Martos, Lorena Guerra y Pilar Pascual, las tres invitadas, son claros ejemplos de cómo aprovechar las redes sociales para acercar el, a veces desconocido mundo rural y agrícola, y para poner en valor las tareas de agricultores y ganaderos que suponen el primer eslabón de la cadena alimentaria. Influencers como ellas, además de motores de desarrollo de las zonas más despobladas del país, se han convertido en altavoz de las demandas del sector y firmes defensores de la vida rural.

Si algo comparte las tres participantes en la jornada es su conocimiento y aprovechamiento de las redes sociales y de las oportunidades que brinda la tecnología para dar a conocer su día a día y mostrarse al mundo.

En el encuentro, que ha sido presentado por la periodista Claudia Poyato, de RNE, María Guijarro, de la Universidad Politécnica de Madrid, ha presentado el programa 'Digitaliza tu pueblo', concurso que parte de RuralízaTech, un grupo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid comprometida con la causa de la despoblación. La educación, el proactivismo y el respeto por el ecosistema rural se dan la mano en el concurso Digitaliza tu pueblo, una competición por equipos dirigidos a estudiantes de 4º de ESO y 1º de Bachillerato entre institutos vinculados al mundo rural.

Los institutos que han participado en el encuentro son los IES San Blas de Aracena, Turóbriga de Aroche, San Miguel de Jabugo, Puerta de Andalucía de Santa Olalla, Diego Angulo de Valverde del Camino, Tres Molinos de Villanueva de los Castillejos, Puerta del Andévalo de San Bartolomé de la Torre, IES del Andévalo de Puebla de Guzmán y La Alborá de Alosno.

Las RRSS como vehiculo para dar a conocer el sector agroganadero

Con casi con 80.000 seguidores en Instagram, @anita_la_cortijera_ , con apenas 18 años, cuenta con una comunidad virtual de miles de usuarios que siguen sus andadas en el campo. Esta granadina de Cantarranas (pedanía de Baza de apenas 200 habitantes) pone en valor el mundo rural desde sus perfiles en distintas redes sociales.

En la provincia de Córdoba, en una finca situada en la aldea de Cuenca -de poco más de 200 habitantes-, perteneciente al municipio de Fuente Obejuna, pasa los días @agricola_lorew .Esta ingeniera agrónoma y agricultora, de 32 años, es nieta, hija y hermana de agricultora. Su objetivo es reivindicar el trabajo de la mujer en el campo, denunciando que la agricultura no es solo cosa de hombres. Tiene más de 31.000 seguidores en Instagram.

Y desde el municipio de Parada de Rubiales en Salamanca, @agripilar, estudiante de Ingeniería Agrícola siente pasión por el campo y ha decidido utilizar las redes sociales para defenderlo y también para explicar todas las actividades que realizan en su explotación, dedicadas al cultivo de pistachos.

Las redes sociales han supuesto un cambio, abriendo una ventana a muchas realidades sociales y económicas. Los jóvenes profesionales del sector de la agricultura y la ganadería han querido aprovechar una herramienta que les permite mostrar y defender el día a día de su realidad. Aman el campo y son aficionados a las redes sociales. Empezaron subiendo contenido de su día a día en el campo y compartiendo su pasión y con el tiempo, se han covertido en referentes del sector, agrupando miles de seguidores leales que siguen sus consejos.

En sus perfiles defienden a capa y espada la falsa creencia de que si se dedican al campo no es porque no les quede otra opción, sino porque simplemente es lo que les hace felices. Pretenden romper estereotipos y compartir con todo el mundo cómo es trabajar en el campo, sin dejar de lado la oportunidad que les dan las redes de demandar y denunciar las situaciones injustas de un sector, la desvalorización de su trabajo y la importancia del mismo.

Subidos a un tractor, enseñando sus cultivos o posando junto a los animales, las publicaciones de este tipo comienzan a ganar terreno en muchos seguidores interesados ​​en el mundo rural. La cantidad de 'influencers' del entorno agro va en aumento cada día.

Una de las claves para la Agenda 2030 es que las nuevas generaciones vean un futuro en el campo. Es aquí donde intervienen las redes sociales pueden requerir una valiosa herramienta para acercar el campo a los jóvenes, mostrando la importancia y futuro del mismo, haciendo que dejemos atrás la idea de que es solo cosa de mayores o personas sin estudios. Con las redes sociales se puede promover y acercar el conocimiento y la pasión que los jóvenes del campo necesitan en su día a día.

En la actualidad, son muchos los pueblos y zonas rurales que se han ido modernizando y digitalizando. Sin embargo, en nuestra sociedad sigue predominando la imagen del agricultor con un trabajo precario y la sensación de que el campo es para aquellos que no valen o no les gusta estudiar. Desde hace años, el relevo generacional en el campo ha sido una cuestión urgente en España, y en el resto de Europa. Solo un 5 por ciento de los agricultores españoles tiene menos de 35 años, mientras que el 55 por ciento es mayor de 55 años.